Iglesia Cristiana Cielos Abiertos, Pereira, calle 42 # 7-08, teléfono 3364255 Reuniones: Domingos 10 am. Miércoles 7 pm.
 
Album de fotos
Mis enlaces favoritos
Iglesia Cristiana Cielos Abiertos, Pereira, calle 42 # 7-08, teléfono 3364255 Reuniones: Domingos 10 am. Miércoles 7 pm.
Iglesia Cristiana Cielos Abiertos, Pereira, calle 42 # 7-08, teléfono 3364255 Reuniones: Domingos 10 am. Miércoles 7 pm.

Imagen
 
El Amor de Dios

La diferencia básica entre el amor de Dios y el del hombre es que Dios ama a los enemigos, la humanidad entera, y no espera la recompensa, es decir no necesita ser amado antes, sino que ama por naturaleza, porque el poder de Su amor es mayor que todo sentimiento que conocemos, y Su benignidad nos guía al arrepentimiento. Dios sabe cual es el resultado del amor por los enemigos, lo ha visto en la Cruz, El sabe el resultado en nuestras almas para la eternidad y le ha merecido y le merece la pena la gran batalla por nosotros, por sus hijos. Un buen padre lucha por sus hijos en el mundo, ¿cómo no lucharía nuestro Padre por nosotros para la eternidad?

El amor de Dios es tan fuerte hacia nosotros que ha dado a Su Hijo Unigénito entregándole en la Cruz para morir en nuestro lugar, por nuestro pecado.

Dios conoce tu corazón y no tiene tanto interés en tus palabras, sino más bien en la actitud de tu corazón. Te sugiero como guía la siguiente oración:

“Señor Jesucristo, te necesito. Te abro la puerta de mi vida y te recibo como mi Señor y Salvador. Gracias por perdonar mis pecados. Toma el control del trono de mi vida. Hazme la clase de persona que quieres que sea.”

Aquí tienes una breve guía de cuales han de ser tus próximos pasos:

1- Confiesa Públicamente tu Fe En Cristo
2- Obedece a Cristo en el Bautismo en agua
3- Permite Que El Espíritu Santo te Llene Y Controle Tu Vida
4- Apártate del Pecado
5- Únete a una Iglesia Cristiana
6- Pon Los Fundamentos Apropiados
7- Permite que la Biblia te hable
8- Establece Una Vida De Oración Disciplinada
9- Testifica a otros de tu fe en Cristo
10- Confía En Las Promesas De Dios

Algunos versículos bíblicos que hablan acerca del sufrimiento y muerte de Jesús para salvar a la humanidad.

Porque el Hijo del Hombre vino a buscar
y a salvar lo que se había perdido.

Lucas 19:10

Porque de tal manera amó Dios al mundo,
que ha dado a su Hijo unigénito,
para que todo aquel que en él cree,
no se pierda, mas tenga vida eterna.

Porque no envió Dios a su Hijo al mundo
para condenar al mundo,
sino para que el mundo sea salvo por él.

Juan 3:16-17

Mas él herido fue por nuestras rebeliones,
molido por nuestros pecados;
el castigo de nuestra paz fue sobre él,
y por su llaga fuimos nosotros curados.

Isaías 53:5


...así también Cristo fue ofrecido una sola vez
para llevar los pecados de muchos;
y aparecerá por segunda vez,
sin relación con el pecado,
para salvar a los que le esperan.

Hebreos 9:28

Ciertamente llevó él nuestras enfermedades,
y sufrió nuestros dolores;
y nosotros le tuvimos por azotado,
por herido de Dios y abatido.

Isaías 53:4

Angustiado él, y afligido, no abrió su boca;
como cordero fue llevado al matadero;
y como oveja delante de sus trasquiladores,
enmudeció, y no abrió su boca.

Isaías 53:7

El siguiente día vio Juan a Jesús que venía a él, y dijo:
He aquí el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo.

Juan 1:29

Nadie tiene mayor amor que este,
que uno ponga su vida por sus amigos.

Juan 15:13

Yo soy el buen pastor;
el buen pastor su vida da por las ovejas.

Juan 10:11

Jesús les respondió diciendo:
Ha llegado la hora para que el Hijo del Hombre sea glorificado.

De cierto, de cierto os digo,
que si el grano de trigo no cae en la tierra y muere,
queda solo; pero si muere, lleva mucho fruto...

...Si alguno me sirve, sígame; y donde yo estuviere,
allí también estará mi servidor.
Si alguno me sirviere, mi Padre le honrará.

Juan 12: 23-24-26

...y por todos murió,
para que los que viven, ya no vivan para sí,
sino para aquel que murió y resucitó por ellos.

2 Corintios 5:15

...y cantaban un nuevo cántico, diciendo:
Digno eres de tomar el libro y de abrir sus sellos;
porque tú fuiste inmolado,
y con tu sangre nos has redimido para Dios,
de todo linaje y lengua y pueblo y nación...

Apocalipsis 5:9

...para que todo aquel que en él cree,
no se pierda, mas tenga vida eterna.

Juan 3:15

Y en ningún otro hay salvación;
porque no hay otro nombre bajo el cielo,
dado a los hombres, en que podamos ser salvos.

Hechos 4:12





Esta es la página principal. Puedes modificar este párrafo realizando diferentes operaciones con él, como por ejemplo, editarlo, moverlo, copiarlo, eliminarlo...
 
Este es otro párrafo que puedes editar del mismo modo.
Escríbeme
Me interesa tu opinión